Esto creemos

Previous Next
¿Qué creemos en la Sociedad Misionera Internacional? Mientras la iglesia de Dios permanezca en este mundo de tinieblas para luchar contra...
1. Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios... ... y que El mismo es el Autor, habiéndonos revelado su voluntad en el Antiguo y Nuevo...
2. Creemos en un Dios (Padre) eterno... ... omnipotente, omnipresente y omnisapiente. Él es el Creador, Gobernante y Sustentador...
3. Creemos que Jesucristo es el Hijo de Dios... ... es la imagen misma de su Padre. Hebreos 1:1-3, 8; Colosenses 1:15; 2:9; 1 Timoteo...
4. Creemos que el Espíritu Santo se encontró en acción desde el principio... ... y se encuentra constantemente en acción en la salvación. Génesis 1:2; Salmo 51:11;...
5. Creemos que Dios, en el sexto día de la creación, creó al hombre... ... a su imagen, perfecto y con la facultad de libre albedrío. Génesis 1:26-28. “Su...
6. Creemos que por su desobediencia al mandamiento divino el ser humano introdujo el pecado en el mundo... ...(Génesis 2:16, 17; 3:6), y por ello su naturaleza se hizo mala. La consecuencia del...
8. Creemos que el cuarto mandamiento es inmutable, igual que todos los demás... ...y es válido para todos los seres humanos. El sábado fue instituido por Dios después...
9. Creemos que Dios instituyó el matrimonio en el Paraíso y lo bendijo y santifico... “De manera que la institución del matrimonio tiene como su autor al Creador del...
10. Creemos que la profecía de Daniel 7:25 “…y pensará en cambiar los tiempos y la ley…”, se ha cumplido... ... Se anuló de los Diez Mandamientos el segundo que prohíbe la veneración y adoración...
12. Creemos que tras la caída en el pecado, el ser humano perdió su elevada posición ante Dios... ... y desde entonces todos los seres humanos se encuentran bajo el pecado y sus...
13. Creemos que Dios amó tanto al mundo que envió a su Hijo a este mundo para salvar a la humanidad... ...y aunque por doquier reinaba la corrupción y la rebeldía, ya había sido previsto un...
14. Creemos que sin la justicia de Jesucristo ningún ser humano mortal puede subsistir ante el Dios santo... ...El profeta Isaías se expresa del siguiente modo: “Si bien todos nosotros somos como...

Zona de usuarios

5. Creemos que Dios, en el sexto día de la creación, creó al hombre...

... a su imagen, perfecto y con la facultad de libre albedrío. Génesis 1:26-28.

“Su naturaleza estaba en armonía con la voluntad de Dios. Su mente era capaz de comprender las cosas divinas. Sus afectos eran puros, sus apetitos y pasiones estaban bajo el dominio de la razón. Era santo y se sentía feliz…” -Patriarcas y Profetas, 25, 26.

El origen de la humanidad es comprensible. El plan divino de la creación fue tan claramente formulado, que da ningún motivo para conclusiones erróneas.

“No existe fundamento alguno para la suposición de que el hombre llegó a existir mediante un lento proceso evolutivo de las formas bajas de la vida animal o vegetal. Tales enseñanzas rebajan la obra sublime del Creador al nivel de las mezquinas y terrenales concepciones humanas.” -Patriarcas y Profetas, 25

2. Introducción

Las Sagradas Escrituras son muy claras en cuanto al origen de este planeta y de los seres humanos. Precisamente, la Biblia se inicia con el informe divino de la Creación, de modo que ninguna duda pueda quedar abierta: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” Génesis 1:1.

Los dos primeros capítulos de la Palabra de Dios no sólo nos presentan el origen de todo lo visible, sino también el modo en que fueron llamados a existencia y cuándo. La creación es exclusiva-mente obra de Dios, en la cual intervinieron el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, tal como se describe en Isaías 40:28 “No has sabido, no has oído que el Dios del siglo es Jehová, el cual creó los términos de la tierra?…” en Colosenses 1:13, 16 se presenta a Cristo como Creador, también: “… su amado Hijo… porque por él fueron creados todas las cosas que están en los cielos, y que están en la tierra, visibles e invisibles…” y en Génesis 1:2 encontramos al Espíritu Santo en acción en ocasión de la creación: “… y el Espíritu de Dios se movía sobre la haz de las aguas” .

La creación es una obra cuyo misterio no ha podido concebir ningún entendimientos finito, y con todo nos revela las cosas invisibles de Dios, de acuerdo a Romanos 1:20 “Porque las cosas invisibles de él, su eterna potencia y divinidad, se echan de ver desde la creación del mundo, siendo entendidos por las cosas que son hechas; de modo que son inexcusables.” La creación es una revelación directa de la Divinidad.

La doctrina de Deidad, tal como nos la enseña la Escritura no lo revela como una trinidad formada por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. La pluralidad de la Divinidad, es señalada por la palabra de Dios en el primer versículo de la Biblia, que es la forma plural de ‘Elohim’

“La creación física da testimonio de Dios y de Jesucristo como excelso Creador de todas las cosas. ‘Todas las cosas por él fueron hechas, y son él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En él estaban la vida, y la vida era la luz de los hombres” (Juan 1:3, 4). El salmista testifica: ‘los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz’ (Sal. 19: 1 – 3).’” Alza tus ojos, 277

3. Definición 

El primer versículo de la Biblia, es fundamental: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” Génesis 1:1, pues cuando se cree en esta declaración se tienen pocas dificultades para creer el resto de la Biblia.

La creación se define simplemente como la obra de Dios, dando existencia a todas las cosas. Sólo Dios es eterno, todo lo demás en el universo tiene principio y por ello la verdadera creación es creación, ‘ex nihilo’, es decir de la nada.

Cuando la palabra hebrea traducida como “crear” aparece en las Escrituras, se usa exclusivamente para un acto en el cual Dios es el agente. El registro de la creación es muy breve, y está escrito en una forma sencilla y no en términos técnicos o científicos.

El medio a través del cual Dios llamó a existencia los cielos y la tierra se encuentra descrito claramente en el Salmo 33:6, 9” Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, y todo el    ejército de ellos por el aliento de su boca… Porque él dijo, y fue hecho, él mandó, y existió” Por su Palabra creó y por medio de Cristo lo llevó a término: “Porque en él fueron creadas todas las cosas…” Colosenses 1:16 “Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho” Juan 1:3.

El propósito de Dios al crear la tierra era que fuera habitada, tal como se describe en Isaías 45:18 “Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó”.

“En la creación de la tierra, nada debió Dios a la materia preexistente. ‘Él dijo, y fue hecho; él mandó, y existió.’ (Salmo 33:9) Todas las cosas, materiales o espirituales, surgieron ante el Señor Jehová cuando él habló, y fueron creadas para su propio designio. Los cielos y todo el ejército, la tierra y todo lo que hay en ella, surgieron a la existencia por el aliento de su boca.” Ministerio de Curación, 323

4. Características

En el principio del informe bíblico se indica “y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la haz del abismo…” Génesis 1:2. Así pues, la tierra se encontraba desordenada y vacía. No había nada que el Señor utilizará como materia preexistente.

En el principio se indica la creación original de la materia, en una forma líquida y gaseosa, difundida ‘sin forma y vacía’, declara otra versión.

En el primer día fue formada la luz por la reunión química de las partículas gaseosas de materia. En el segundo día ‘el firmamento’ fue hecho condensándose el gas en incontables esferas de materia nebulosa y transformándose por una parte, en masa gaseosa y por otra en materia líquida. El próximo día encontramos la materia en estado sólido, la tierra, claramente diferenciada de las dos modalidades anteriores, lo cual promocionaba la creación de la vegetación. En el cuarto día la organización del sistema solar. En el quinto día tuvo lugar la creación de los órdenes inferiores de la vida animal, de los animales acuáticos, de los reptiles y las aves. En el sexto día, fueron creados los órdenes superiores de animales, y finalmente el ser humano. El séptimo día en que Dios descansó de la creación conforma el colofón de la acción creativa divina.

A modo de síntesis se listan a continuación los días de la creación y la obra divina realizada en cada uno de ellos.

1er DIA: Luz

2do DIA: Cielo

3er DIA: Tierra, mar y vegetación

4to DIA: Sol, luna y estrellas

5to DIA: Animales: Acuáticos y voladores

6to DIA: Animales: Terrestres y ser humano

7mo DIA: Sábado

“Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, y todo el ejército de ellos por el espíritu de su boca… Porque él dijo, y fue hecho: él mandó, y existió.’ (Sal. 33:6, 9) La Sagrada Escritura no reconoce largos períodos en los cuales la tierra fue saliendo lentamente del caos. Acerca de cada día de la creación, las Santas Escrituras declaran que consistía en una tarde y una mañana, como todos los demás días que siguieron desde entonces. Al fin de cada día se da el resultado de la obra del Creador. Y al terminar la narración de la primera semana se dice: ‘Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados’. (Gén. 2:4) Pero esto no implica que los días de la creación fueron algo más que días literales. Cada día se llama un origen, porque Dios originó o produjo en él una parte nueva de su obra.” -Patriarcas y Profetas, 104

5. Referencias

El siguiente cuadro presenta versículos que amplían la información que nos ofrecen los primeros capítulos de la Biblia acerca de la creación.

Día
Evento
Referencias

1

Luz

Salmos 118:27; Isaías 2:5; Jeremías 51:10; Daniel 2:22; Juan 8:12

2

Cielos

Colosenses 1:23; Hechos 4:24; Salmos 68:3; 2 Corintios 12:2; Eclesiastés 5:2

3

Tierra

Salmos 24:1; Isaías 40:21; 51:13; 2 Pedro 3:5; Efesio 4:9
 

Aguas

Salmos 24:2; Job 38:8; Proverbios 8:29; Apocalipsis 21:1; Miqueas 7:12
 

Vegetación

Salmos 96:12; Isaías 55:12; Ezequiel 34:27; Apocalipsis 2:7; 22:2

4

Sol, Luna y Estrellas

Salmos 19:4; Eclesiastés 1:5; Apocalipsis 22:5, 16; Mateo 24:29

5

Animales: Acuáticos y Voladores

Oseas 2:18; Sofonías 1:3; Isaías 31:5; Ezequiel 38:20; 1 Reyes 4:33

6

Animales: Terrestres

1 Corintios 15:39; Isaías 56:9; Proverbios 12:10; Salmos 147:9; 104:14

 

Humanidad

Salmos 8:4; 89:47; Isaías 13:12; Oseas 11:9, Isaías 45:12

 7

Sábado

Nehemías 9:14; Éxodo 16:29; Marcos 2:27; Hebreos 4:9; Levíticos 16:31

Es interesante comprobar que cada día de la semana de la creación el Señor realizó su obra creadora dividiendo el día en dos secciones “… y fue la tarde y la mañana un día” Génesis 1:5

“La Sagrada Escritura no reconoce largos períodos en los cuales la tierra fue saliendo lentamente del caos. Acerca de cada día de la creación, las Santas Escrituras declaran que consistía en una tarde y una mañana, como todos los demás días que siguieron desde entonces. Al fin de cada día se da el resultado de la obra del Creador. Y al terminar la narración de la primera semana se dice: ‘Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados’ (Gén. 2:4). Pero esto no implica que los días de la creación fueron algo más que días literales. Cada día se llama un origen, porque Dios originó o produjo en él una parte nueva de su obra.” -Patriarcas y Profetas, 103

Es importante tomar en consideración que la actividad creadora de Dios se centró en seis días, mientras que estableció un día, el séptimo como día de descanso con un fin específico: “… El sábado por causa del hombre es hecho…” Marcos 2:27.

“Dios puso aparte el séptimo día como período de descanso para el hombre, para bien del hombre tanto como para su propia gloria. Vio que las necesidades del hombre requerían que durante un día descansase del trabajo y cuidado, que su salud y vida peligrarían sin un período de reposo del trabajo y ansiedad de los seis días.” -1 Joyas de los Testimonios, 175

Además de establecer el séptimo día como día de descanso fijó dos características más: “Y acabó Dios en el día séptimo su obra que hizo, y reposó el día séptimo de toda su obra que había hecho. Y bendijo Dios el día séptimo, y santificólo, porque en él reposó de toda su obra que había creado y hecho” Génesis 2:2, 3

6. Comentarios

“Y dijo Dios: hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la tierra, y en todo animal que anda arrastrando sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creóGénesis 1:26, 27. En este informe bíblico podemos constatar el origen de la humanidad y obtener datos muy importantes, al respecto, como por ejemplo:

Modelo original

“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó” Génesis 1:27

Dominio

“… señoree en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la tierra, y en todo animal que anda arrastrando sobre la tierra…” Génesis 1:26

“… la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces de la mar, y en las aves de los cielos y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra” Génesis 1:28

Bendición divina

“Y los bendijo Dios; y díjoles Dios: Fructificad y multiplicad, y henchid la tierra, y sojuzgadla, y señoread…” Génesis 1:28

Alimento

“Y dijo Dios: he aquí que os he dado toda hierba que da simiente, que está sobre la haz de la tierra; y todo árbol en que hay fruto de árbol que da simiente, seros ha para comer” Génesis 1:29

Materia original

“Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; y fue el hombre un alma viviente” Génesis 2:7

Ubicación

“Y había Jehová Dios plantado un huerto en Edén al oriente, y puso allí al hombre que había formado” Génesis 2:8

Actividades

“Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase” Génesis 2:15

Condición

“Y mandó Jehová Dios al hombre diciendo: De todo árbol del huerto comerá, mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás de él; porque el día que de él comieres, morirás” Génesis 2:15, 16

Compañera

“Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; haréle ayuda idónea para él.… Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y trájola al hombre. Y dijo Adán: Esta es ahora hueso de mis huesos, y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada” Génesis 2:18, 22, 23

7. Conclusión

“Una vez creada la tierra con su abundante vida vegetal y animal, fue introducido en el escenario el hombre, corona de la creación para quien la hermosa tierra había sido aparejada.” -Patriarcas y Profetas, 25

“Cuando el hombre salió de las manos de su creador, era de elevada estatura y perfecta simetría. Su semblante llevaba el tinte rosado de la salud y brillaba con la luz y el regocijo de la vida. La estatura de Adán era mucho mayor que la de los hombres que habitan la tierra en la actualidad. Eva era algo más baja de estatura de Adán; no obstante, su forma era noble y plena de belleza.” Patriarcas y Profetas, 26

“No existe fundamento alguno para la suposición de que el hombre llegó a existir mediante un lento proceso evolutivo de las formas bajas de la vida animal o vegetal.… El que colocó los mundo estrellados en la altura y coloreó con delicada maestría las flores del campo, el que llenó la tierra y los cielos con las maravillosas de su potencia, cuando quiso coronar su gloriosa obra… supo crear un ser digno de las manos que le dieron vida. La genealogía de nuestro linaje, como ha sido revelada, no hacen remontar su origen a una serie de gérmenes, moluscos o cuadrúpedos sino al gran Creador. Aunque Adán fue formado del polvo, era el hijo de Dios.” -Patriarcas y Profetas, 25, 32

¡Dios te Bendiga!