Esto creemos

Previous Next
¿Qué creemos en la Sociedad Misionera Internacional? Mientras la iglesia de Dios permanezca en este mundo de tinieblas para luchar contra...
1. Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios... ... y que El mismo es el Autor, habiéndonos revelado su voluntad en el Antiguo y Nuevo...
2. Creemos en un Dios (Padre) eterno... ... omnipotente, omnipresente y omnisapiente. Él es el Creador, Gobernante y Sustentador...
3. Creemos que Jesucristo es el Hijo de Dios... ... es la imagen misma de su Padre. Hebreos 1:1-3, 8; Colosenses 1:15; 2:9; 1 Timoteo...
4. Creemos que el Espíritu Santo se encontró en acción desde el principio... ... y se encuentra constantemente en acción en la salvación. Génesis 1:2; Salmo 51:11;...
5. Creemos que Dios, en el sexto día de la creación, creó al hombre... ... a su imagen, perfecto y con la facultad de libre albedrío. Génesis 1:26-28. “Su...
6. Creemos que por su desobediencia al mandamiento divino el ser humano introdujo el pecado en el mundo... ...(Génesis 2:16, 17; 3:6), y por ello su naturaleza se hizo mala. La consecuencia del...
8. Creemos que el cuarto mandamiento es inmutable, igual que todos los demás... ...y es válido para todos los seres humanos. El sábado fue instituido por Dios después...
9. Creemos que Dios instituyó el matrimonio en el Paraíso y lo bendijo y santifico... “De manera que la institución del matrimonio tiene como su autor al Creador del...
10. Creemos que la profecía de Daniel 7:25 “…y pensará en cambiar los tiempos y la ley…”, se ha cumplido... ... Se anuló de los Diez Mandamientos el segundo que prohíbe la veneración y adoración...
12. Creemos que tras la caída en el pecado, el ser humano perdió su elevada posición ante Dios... ... y desde entonces todos los seres humanos se encuentran bajo el pecado y sus...
13. Creemos que Dios amó tanto al mundo que envió a su Hijo a este mundo para salvar a la humanidad... ...y aunque por doquier reinaba la corrupción y la rebeldía, ya había sido previsto un...
14. Creemos que sin la justicia de Jesucristo ningún ser humano mortal puede subsistir ante el Dios santo... ...El profeta Isaías se expresa del siguiente modo: “Si bien todos nosotros somos como...

Zona de usuarios

Lección N° 9 “La Espada del Espíritu”

Sábado, 1 de septiembre 2018


“Familiarizarse con las Escrituras agudiza la capacidad de discernimiento y fortalece el alma contra los ataques de Satanás. La Biblia es la espada del Espíritu, que nunca dejará de vencer al adversario. Es el único y verdadero guía en todos los asuntos de fe y de práctica. La razón por la cual Satanás tiene tanto control sobre la mente y el corazón de los hombres, es porque no han hecho de la Palabra de Dios su consejera, y todos sus caminos no han sido probados mediante la prueba verdadera. La Biblia nos mostrará el curso que debemos seguir para llegar a ser los herederos de la gloria” (Nuestra Elevada Vocación, pág. 33).


La Palabra de Dios es como una espada


¿Qué imagen utilizó el apóstol Pablo para representar el poder de la Palabra de Dios?


Efesios 6:17, segunda parte.  … la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.

“‘Toda Escritura es inspirada divinamente y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instituir en justicia, para que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente instruido para toda buena obra.’ Dios ha provisto abundantes medios para tener éxito en la guerra contra la maldad que hay en el mundo. La Biblia es el arsenal donde podemos equiparnos para la lucha. Nuestros lomos deben estar ceñidos con la verdad. Nuestra cota debe ser la justicia. El escudo de la fe debe estar en nuestra mano, el yelmo de la salvación sobre nuestra frente; y con la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios, hemos de abrirnos camino a través de las obstrucciones y enredos del pecado” (Los Hechos de los Apóstoles, pág. 400).


¿Cómo se describe la efectividad y profundidad de la Santa Palabra?

Hebreos 4:12. Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

“Las verdades de la Biblia, atesoradas en el corazón y la mente, y obedecidas en la vida, convencen y convierten el alma, transforman el carácter y consuelan y elevan el corazón... La Palabra hace humilde al orgulloso, hace manso y contrito al perverso, al desobediente lo torna obediente. Los hábitos pecaminosos naturales para el hombre están entretejidos en la práctica diaria. Pero la Palabra corta y desecha la concupiscencia, discierne los pensamientos y las intenciones de la mente... y hace que los hombres estén deseosos de sufrir por su Señor” (A Fin de Conocerle, pág. 199).

“Necesitas ahora la perfecta armadura de verdad, la espada del Espíritu, cuyo filo nunca se desgasta, pero penetrará a través del pecado y la injusticia” (My Life Today, pág. 315).

“La Palabra del Señor es vida y es poderosa, más aguda que cualquier espada de dos filos. Es poder cuando se la práctica. La gran transformación que obra es interna. Comienza en el corazón y actúa hacia fuera” (Alza Tus Ojos, pág. 28).


Espada espiritual y victoria


Siendo muy cortante, ¿cómo es la Palabra de Dios la regla de nuestros caracteres y la prueba de la doctrina? Así como la espada, ¿cuáles son las características de otras armas espirituales?


2 Timoteo 3:16, 17. 16Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

2 Corintios 10:4. Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas.

“En su Palabra, Dios comunicó a los hombres el conocimiento necesario para la salvación. Las Santas Escrituras deben ser aceptadas como dotadas de autoridad absoluta y como revelación infalible de su voluntad. Constituyen la regla del carácter; nos revelan doctrinas, y son la piedra de toque de la experiencia religiosa. ‘Toda la Escritura es inspirada por Dios; y es útil para enseñanza, para reprensión, para corrección, para instrucción en justicia; a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, estando cumplidamente instruido para toda obra buena’ 2 Timoteo 3:16, 17” (El Conflicto de los Siglos, pág. 11).

“La Palabra de Dios es la espada del Espíritu, y con un conocimiento de la verdad revelada, que es nuestra arma espiritual debemos ir a trabajar para derrumbar las fortificaciones del enemigo” (Review and Herald, 8 de marzo 1887).

“No solo depende nuestra propia salvación del conocimiento de la Palabra de Dios, sino la salvación de otros depende en gran medida de la fidelidad en el cumplimiento de este deber…. El conocimiento de la verdad revelada es el arma espiritual por medio de la cual Dios nos da el poder para derrumbar las fortificaciones del enemigo. Es por el poder de la Palabra que las almas son conducidas de las tinieblas a la luz” (The Medical Missionary, 1 de mayo 1892).


¿Qué poderosa arma espiritual uso Jesús en contra de su enemigo en el desierto? ¿Cuál fue el resultado del conflicto?


Mateo 4:4, 7, 10. 4El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. 7Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. 10Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.

Lucas 4:13. Y cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se apartó de él por un tiempo.

“La tentación no es pecado. Jesús era santo y puro; sin embargo, fue tentado en todo como nosotros, pero con una fuerza y un poder que nunca el hombre tendrá que soportar. En su resistencia triunfante, nos ha dejado un hermoso ejemplo, a fin de que sigamos sus pisadas. Si tenemos confianza en nosotros mismos y nos consideramos justos, se nos dejará caer bajo el poder de la tentación; pero si miramos a Jesús y confiamos en él, invocaremos en nuestra ayuda un poder que ha vencido al enemigo en el campo de batalla, y con toda tentación nos dará una vía de salida. Cuando Satanás viene como una inundación, debemos arrostrar sus tentaciones con la espada del Espíritu, y Jesús nos ayudará y levantará bandera contra él. El padre de la mentira tiembla cuando la verdad de Dios, con poder ardiente, le es arrojada a la cara” (Testimonios para la Iglesia, tomo 2, pág. 402).

“Vivimos en días en que se necesita constante vigilancia y oración para resistir al mal. La preciosa Palabra de Dios es la norma para los jóvenes que desean ser fieles al Rey del cielo. Ellos deben estudiar las Escrituras; deben aprender de memoria un texto tras otro y adquirir un conocimiento de lo que el Señor ha dicho... Cuando se encuentren sufriendo pruebas, desenvuelvan la Palabra divina ante sus ojos, y con fe y corazones humildes busquen al Señor pidiéndole sabiduría para hallar su camino, y recibir fuerza para andar por él” (La Oración, pág. 84).


Siguiendo el ejemplo de Jesús


¿Qué resultados obtuvo Jesús al usar esta arma espiritual? Considerando estas victorias, ¿cómo deberíamos recibir y usar la Palabra de Dios?


Marcos 1:23-26; 5:8; 9:25-27. 23Pero había en la sinagoga de ellos un hombre con espíritu inmundo, que dio voces, 24diciendo: ¡Ah! ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Sé quién eres, el Santo de Dios. 25Pero Jesús le reprendió, diciendo: ¡Cállate, y sal de él! 26Y el espíritu inmundo, sacudiéndole con violencia, y clamando a gran voz, salió de él. 8Porque le decía: Sal de este hombre, espíritu inmundo. 25Y cuando Jesús vio que la multitud se agolpaba, reprendió al espíritu inmundo, diciéndole: Espíritu mudo y sordo, yo te mando, sal de él, y no entres más en él. 26Entonces el espíritu, clamando y sacudiéndole con violencia, salió; y él quedó como muerto, de modo que muchos decían: Está muerto. 27pero Jesús, tomándole de la mano, le enderezó; y se levantó.

“Al mandato de Jesús, los espíritus malignos abandonaron sus víctimas, dejándolas sentadas en calma a los pies del Señor, sumisas, inteligentes y afables” (El Conflicto de los Siglos, pág. 504).

“Al contemplar las grandes cosas de la Palabra de Dios, observamos una fuente que se amplía y profundiza bajo nuestra mirada. Su amplitud y profundidad sobrepasan nuestro conocimiento. Al mirar, la visión se expande; contemplamos extendido delante de nosotros un mar sin límites.

“Este estudio tiene poder vivificador. La mente y el corazón adquieren fuerza y vida nuevas. Esta experiencia es la mayor evidencia de que la Biblia es de origen divino. Recibimos la Palabra de Dios como alimento para el alma, mediante la misma evidencia por la cual recibimos el pan como alimento para el cuerpo. El pan suple la necesidad de nuestra naturaleza. Sabemos por experiencia que produce sangre, huesos y cerebro. Apliquemos la misma prueba a la Biblia: Cuando sus principios han llegado a formar efectivamente parte del carácter, ¿cuál ha sido el resultado? ¿Qué cambios se han efectuado en la vida?” (La Educación, pág. 171).


Así como Jesús, ¿dónde debemos grabarnos profundamente la ley y la Palabra de Dios? ¿Qué deberíamos hacer, así como Él, si deseamos obtener la victoria sobre el pecado?


Salmos 40:8; 119:97, 98, 11. 8El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de mi corazón. 97¡Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación. 98Me has hecho más sabio que mis enemigos con tus mandamientos, porque siempre están conmigo. 11En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti.

“Enséñese, pues a los jóvenes a estudiar detenidamente la Palabra de Dios. Una vez que haya sido recibida en el alma, será una poderosa barricada contra la tentación. ‘En mi corazón he guardado tus dichos -declara el salmista-, para no pecar contra ti’. ‘Por la palabra de tus labios yo me he guardado de las sendas de los violentos’. Salmos 119:11; 17:4” (La Educación, pág. 190).

“Muchas veces las tentaciones parecen irresistibles, y es porque se ha descuidado la oración y el estudio de la Biblia, y por ende no se pueden recordar luego las promesas de Dios ni oponerse a Satanás con las armas de las Santas Escrituras. Pero los ángeles rodean a los que tienen deseos de aprender cosas divinas, y en situaciones graves traerán a su memoria las verdades que necesitan. ‘Porque vendrá el enemigo como río, mas el Espíritu de Jehová levantará bandera contra él’ Isaías 59:19” (El Conflicto de los Siglos, pág. 585).


El mejor uso de la espada espiritual


Siendo la Biblia como una espada, ¿qué es necesario para aquellos que la portan?


2 Timoteo 2:15; 4:2. 15Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. 2que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.

Lucas 11:28. Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.

“A los jóvenes de hoy, tan ciertamente como a Timoteo, se dirigen las palabras: ‘Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad’.

“Los que entre nosotros han estado llevando cargas van siendo segados por la muerte. Muchos de los que estuvieron al frente, realizando las reformas instituidas por nosotros como pueblo, han pasado ya el meridiano de la vida, y están decayendo en su fuerza física y mental. Con la más profunda preocupación se puede preguntar: ¿Quiénes ocuparán sus puestos? ¿A quiénes serán confiados los intereses vitales de la iglesia cuando caigan los actuales portaestandartes? No podemos sino mirar ansiosamente a los jóvenes de hoy como quienes deben llevar las cargas y responsabilidades” (Consejos para Maestros, Padres y Alumnos, págs. 521, 522).

“Vosotros que lamentáis vuestra pobreza espiritual, ¿tratáis de conocer y hacer la voluntad de Dios? ¿Estáis procurando entrar por la puerta estrecha? Hay trabajo, importante trabajo, que hacer para el Maestro. Los males condenados en la Palabra de Dios deben ser vencidos. Tenéis que batallar individualmente contra el mundo, la carne y el diablo. La Palabra de Dios es llamada ‘la espada del Espíritu’, y vosotros debéis haceros hábiles en su manejo, a fin de abriros paso a través de las huestes de la oposición y de las tinieblas” (La Educación Cristiana, pág. 223).


Estudio Adicional


“Cuando la Palabra de Dios, como aguda espada de dos filos, penetra hasta el corazón y despierta la conciencia, muchos suponen que es suficiente; pero la obra está entonces apenas principiada. Se han hecho buenas impresiones, pero a menos que estas impresiones sean profundizadas por un esfuerzo cuidadoso, hecho con oración, Satanás las contrarrestará. No queden los obreros satisfechos con lo que ha sido hecho. La reja de la verdad debe penetrar más hondo, y lo logrará, por cierto, si se hacen esfuerzos cabales para dirigir los pensamientos y confirmar las convicciones de los que estudian la verdad” (Obreros Evangélicos, pág. 380).

“Armados con la Palabra de Dios, atesorada en corazón y mente, saldremos ilesos de todos los asaltos de los rivales de Dios y el hombre...

“Tomen la Palabra de verdad como su consejero y sea diestros en el uso de ‘la espada del Espíritu’. Satanás es un sabio general; pero el humilde y devoto soldado de Jesucristo le puede vencer” (My Life Today, pág. 315).